Modelo Webcam gana tutela en Colombia

Andrea no es su nombre real, su pasado como modelo webcam prefiere olvidarlo. Ahora protege su identidad y cuenta el calvario que sufrió por culpa de la necesidad que la empujó a una vida que nunca imaginó.

“Ahí se gana por lo que se hace. Ponen metas, si no se cruzan se van sacando. En esa época decían que se tenía que cumplir con 13.000 tokens. Si no servía, hasta luego. Yo no daba las expectativas, ese trabajo no me gustaba, no lo estoy desacreditando porque mucha mujer vive de eso, pero a mí me tocó por necesidad”.

De acuerdo con el relato, la empresa de webcam estaba ubicada en un municipio cercano a Bogotá y empezó a trabajar una semana después de saber que estaba embarazada, ya que pensaba que en ningún lado iba a conseguir empleo debido a su estado.

“Una mujer embarazada en ese medio es algo de excitación para los hombres”, contó.

“Afuera de mostrar el cuerpo, tocaba hacer show. Cosas que la gente no lo ve bueno, ante los ojos de las personas. Desafortunadamente en ese gremio, toca o toca”, agregó.

A punto de dar a luz

El calvario, contó, se agravó cuando estaba a tan solo dos semanas de dar a luz.

“Me sacaron faltando 15 días para tener a mi bebé”, denunció. Su despido se dio sin ningún arreglo.

Desesperada, buscó a un abogado que le cobró $ 900.000 por redactar una tutela, pero la acción legal quedó mal y perdió en las primeras instancias.

Manos a la obra, Andrea corrigió el documento, de su puño y letra. Gracias al acompañamiento del Ministerio Público local.

“Todo el mundo me cerró las puertas. Ya cuando me di cuenta, este año, me dijeron que la tutela llegó a la Corte Suprema y ganó”, aseguró.

Sobre la dura vivencia, Andrea preferiría no recordar, pero agradece a Dios que ya todo haya sido superado

“No volvería a un estudio de modelos webcam. No, no, no. Le doy gracias a Dios, yo sufrí mucho. Duré sin empleo 15 meses y ya empecé a trabajar en una empresa”, aseguró con la voz quebrada, tras superar la dura experiencia.

Lee la nota completa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba