¿Prostitución o trabajo normal?

Esta labor es el sustento para más de 40.000 personas en Colombia.

“Tenía siete horas trabajando y no llevaba ni siquiera la mitad de lo que debía hacer diariamente para decir que fue un buen día, pero cuando ya se iban a cumplir las ocho, un hombre de España me pagó para un encuentro privado. No tuve que quitarme una sola prenda, solo quería que habláramos. Por un charla de 40 minutos me pagó 1.000 tokens –moneda virtual de las páginas para las modelos webcam–, alrededor de 100 dólares”, asegura Paulina*, modelo webcam desde hace cinco meses.

“Hace 17 años, Colombia solo tenía de 1.000 a 2.000 mujeres en este mercado. Hoy puede haber más de 40.000, que llegan a producir más de 200 millones de dólares al año”,

No es poco lo que ha dado que hablar la ‘industria’ del modelaje webcam en el país. Muchos lo toman como un trabajo denigrante, mientras que otros lo ven como una alternativa con buen lucro económico y que ayuda a miles de mujeres a lograr independencia económica.

Y si bien es una actividad que hace algunos años comenzó a tener un nuevo aire, este mercado lleva más de dos décadas en Colombia, que se ubica como el segundo proveedor de modelos en el mundo. El país ocupa el 33 por ciento del mercado; el primero es Rumania.

Es sabido que ser modelo webcam, siempre ha sido catalogado como una industria relacionada con el mercado sexual, lo que genera opiniones divididas acerca de si las mujeres que realizan esta labor ejercen una forma de prostitución o no.

Pero antes de entrar en la discusión se debe tener en cuenta por qué las mujeres aceptan entrar a trabajar a estudios para comenzar en el mundo del modelaje webcam.

Estudio de Modelos Webcam

“Si hay mujeres o personas que se desnudan o hacen cosas peores en redes sociales, ¿por qué no hacerlo por dinero?”, afirma Jennifer Melo, quien es modelo webcam desde hace un año.

En la mayoría de los casos, el común denominador es atribuir al Estado la falta de posibilidades para poder acceder a un trabajo formal.

“Soy modelo webcam porque esto da plata. 
El tema laboral en Colombia es nefasto, ese es el principal promotor para que cada vez haya más mujeres en estas prácticas”, agrega Melo.

Conseguir dinero de manera rápida y sencilla es el argumento que ha llevado a que miles de mujeres sean víctimas de redes de explotación sexual, las cuales crean estudios como fachada que no cumplen ni con las instalaciones ni con las condiciones de salubridad para velar por la protección de las modelos.

Lee el artículo completo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba